Waggers cargando...

Blog

SALUD CANINA

Ver más

CONSEJOS

Ver más

COMPORTAMIENTO

Ver más

HISTORIAS

Ver más
15 Oct.
¿Un perro cansado es un perro relajado?

#ConductaAnimal

¿Un perro cansado es un perro relajado?

Jueves 15 de octubre del 2020

En más de una oportunidad escucho a muchos dueños de perros quejarse de la cantidad de actividad física que reciben sus perros y que a pesar de ello, sus adorados amigos de cuatros patas siguen destruyendo sus muebles, mordiendo sus zapatos o ladrando como si tuvieran que dar un concierto cada día.

Entiendo la frustración que esto significa, el sentir que lo damos todo pero que nada funciona. Como si les pidiéramos algo, pero ellos no están interesados en hacernos caso. De hecho, muchas veces veo que la frustración es liberada de manera incorrecta: gritos, golpes, castigos… pero nada funciona. Es como si habláramos en alemán y ellos en japonés. Muchos tiran la toalla, y asumen que su perro será así para siempre: “Es un loco, toda la vida lo ha sido, y lo adoramos así”. Otros no soportan la situación y en lugar de tirar la toalla tiran al perro, incluso podrían hasta reemplazarlo por uno “más fácil”. También están los que tiraron la toalla, pero no pueden seguir soportando ese comportamiento, tampoco están de acuerdo con dejarlo a su suerte, así que la mejor alternativa es dejarlo en el techo, como perro guardián.

A lo largo de los años me convenzo lo difícil que es establecer una buena comunicación perro-humano. Es difícil no porque sea difícil en si misma, sino porque no somos capaces de darnos el tiempo de escucharlos. Los perros tienen su propio idioma, ellos hablan en perruno. Claramente para nosotros es como que nos hablen en alemán, imposible de entenderlo si alguien no lo traduce.

La clave está en observarlos, porque ellos no hablan verbalmente sino corporalmente. Entonces, cuando tu perro siga mordiendo tus muebles o zapatos, te está diciendo algo: necesita morder. En lugar de ver el comportamiento como negativo, míralo desde su punto de vista, tiene una necesidad física y la está supliendo. Esto nos da gran ventaja, hay que aprender a observar sus comportamientos para saber qué es lo que necesitan.

Cada perro tiene una necesidad fisiológica por hacer algo durante su día. Si nosotros no lo damos, ellos buscarán de qué forma llenar esa necesidad. Ya sea mordiendo, ladrando, destruyendo el tacho de basura o el rollo de papel higiénico, y un largo etc.

Entonces, ¿cómo le damos trabajo a nuestros perros para que no busquen qué hacer por ellos mismos? Yo aplico dos formas principales de trabajo, siempre pienso en el perro en su esencia más básica: ¿qué es más básico para él que caminar y morder? Nada. Entonces esas son mis opciones. Enseñarle a un perro a caminar respetando un orden y una estructura. Sin posibilidad a distraerse, lo tomo como su hora al día de chamba, el momento donde se concentra en caminar hacia adelante y a mi ritmo, pero siempre a mi costado. Si él se distrae, entonces su mente no estará conmigo, estará en todo a la vez.

¿Por qué me enfoco tanto en que se concentre en la caminata? Porque entiendo que necesita por lo menos una hora al día donde su mente trabaje. Una mente trabajada es una mente cansada. Sino recuerda cómo se sentía tu cabeza después de una semana de finales en la universidad. Después de mi semana de finales lo único que quería era descansar. Mi mente controlaba mi cuerpo. Lo mismo sucede con los perros. Si hago que canse la mente voy a tener un perro mejor controlado. Es por eso que es tan importante que el paseo tenga orden, y es por este motivo que no sirve de nada que mi perro juegue durante una hora y corra a traerme la pelota por una hora más si es que la mente no ha trabajado. Si trabajo solo cuerpo y la mente solo juega, esa mente tendré en mi casa.

Entonces, paseo calmado, correa corta, orden y estructura. Yo decido el ritmo, decido la ruta… él me sigue. Una hora de trabajo mental a través del paseo es lo que todos los perros necesitan. Algunos incluso, necesitan aún más, sobre todo las razas trabajadoras como los weimaraners, beagles, pointers, pastores y un etc medianamente largo.

Otro trabajo que le podemos dar a nuestros perros es morder, y morder mucho, morder algo rico para que sea interesante. Y para mi una gran herramienta es darle al perro un hueso de verdad, crudo y delicioso. Voy al carnicero y compro “hueso manzano”, proviene de la rodilla de la res, y es tan duro como una roca, solo que cubierto de carne. Le doy un pedazo que se un poco más grande que la boca de mi perro, de modo que no se lo pueda tragar, pero que no sea tan grande como para que no se aburra ni se canse y lo deje botado. Quiero que el tamaño sea ideal para aprox 1.30hrs de trabajo, lo deje pelado y después yo lo bote.

Un perro cansado es un perro relajado. Pero ese es nuestro trabajo. Los hemos sacado de un entorno natural y los hemos traído a nuestra casa. Muchas veces pasan 8 horas solos, incluso en algunos casos 12. No es muy justo que digamos, así que, la próxima vez que tu perro destruya algo, no le eches la culpa a él, y piensa, qué necesidad no estás supliendo. La mente siempre es la más importante, así y sólo así, podrás controlar su cuerpo.

Majo Rivera (Dog Balance)

Compartelo en:

Dejanos tu comentario

Your message is required.

No hay comentarios

Regresar

Copyright © 2021. All rights reserved.

Crafted with by Programate.pe